Páginas vistas

viernes, 25 de abril de 2014

CONOCIENDO AFICIONADOS: HOY, MANOLO VARGAS



De vez en cuando nos encontramos aficionados excepcionales que no son apenas conocidos fuera de su entorno de trabajo.

Este es el caso de Manolo Vargas.

Poseedor de una buena colección y de algunos ejemplares realmente excepcionales.

Manolo ha sido otro de los grandes descubrimientos de nuestro viaje por tierras de sur.





Como suele ser habitual en las colecciones del sur los acebuches son el plato fuerte.



Muchos y buenos ejemplares jalonan su colección. 







Las increibles maderas de algunas de sus piezas son una base ideal para unos futuros bonsais de gran calidad.


Este ficus no te deja indiferente, enorme y con una gran ramificación es una de las piezas de las que está especialmente orgulloso. 


Pero la joya de la corona es sin duda este increible acebuche. Sin duda uno de los mejores que hemos visto nunca.




Con un porte espactacular y una base increibles es de esos ejemplares que no se olvidan. Una madera brutal y del tamaño que a nosotros nos gusta. Es decir, nada pequeño.

Ha sido un placer visitar a Manolo y su amabilidad al mostrarnos sus arboles. Nos ha demostrado que donde menos los esperas puedes encontrarte un bonsai fuera de lo común.