Páginas vistas

lunes, 4 de febrero de 2013

TRABAJOS A FONDO: EL PINO DE DOS TRONCOS I





Con esta foto iniciamos la historia de este pino que , como otros muchos, ha ido pasando de mano en mano de diferentes miembros de EL TIM a lo largo de los años hasta hoy.

Se trataba de una pieza con corteza interesante, pero con bastantes puntos a tratar para poder convertirlo en un bonsái y, no exentos de complicaciones técnicas varios de ellos.

Destacamos entre otros los siguientes puntos a tener en cuenta:

La tierra: La pieza se encontraba en la ¿maceta? original en la que se plantó una vez recuperado.  


Se trata de un pino y en aquel momento se decidió no eliminar la tierra original hasta que estuviese fortalecido.


Ya se encuentra con vigor y llega el momento de eliminar toda la tierra original del monte y sustituirla por una mezcla más adecuada para su cultivo en maceta. 


El día a día nos ha hecho ver que el que quede cualquier resto de la tierra original del monte siempre nos da problemas a medio/ largo plazo en las raíces. Su eliminación total no va a estar exenta de dificultades.



Las raíces: Su posición de plantado pegado a una esquina de la maceta ya nos indica que las raíces van a crecer todas hacia un lado por lo que casi seguro vamos a tener problemas para poner la pieza en una maceta de bonsái.


Los troncos: La pieza consta de 2 troncos de grosor y altura similar. 

Para poder aprovechar los 2 vamos a tener de buscar la forma de poder remarcar una diferencia de altura entre ambos (con el problema añadido al inclinarlo de que las raíces nos van a quedar por encima del nivel de tierra) y buscar el ángulo en el que el grosor de los troncos sea lo más diferente posible. 


La otra opción a valorar sería eliminar uno de los troncos  y hacer una pieza con un tronco único. 


Las ramas: Las ramas son viejas y con sharis que nos van a dificultar su posicionamiento de forma natural.  

Queremos evitar los “arcos de flecha” en el movimiento de las ramas y tratar de darles un carácter que potencie el efecto vejez que le da la corteza bajándolas desde la base. 


El verde a estas alturas está relativamente cerca del tronco gracias al cultivo y a las podas que se han ido realizando en años anteriores potenciando el desarrollo de brotes lo más cerca posible de la base de las ramas. Todo facilidades. 






Con este panorama de puntos a tratar; si algo tenemos claro es que se va a tratar de un trabajo en varias fases  y con una planificación muy definida con el fin de llevar a buen puerto esta pieza en el menor plazo posible pero, como siempre, sin prisa.







OBJETIVOS:
1·       Eliminación de la tierra original del monte.
2·       Ver las restricciones que va a tener el pan de raíces
3·       Posicionar la pieza en un ángulo de plantado cercano que va a     
          tener.
4·       Alambrado inicial para colocar las ramas y brotes para que el nuevo   
          crecimiento vaya dirigido hacia el diseño previsto.







ACCION: TRASPLANTE Y PRIMER DISEÑO

En esta primera fase no hay que tener cuidado con el que quede bonito” se trata de un primer trabajo en el que se van a sentar las bases del futuro de la pieza. Tenemos que tener en cuenta que, si siempre es importante la estética, en esta fase importa aún más el desarrollo y el vigor.

No tenemos muchas fotos del proceso (Por entonces no había blog que obliguase a ello ,que le vamos a hacer)






Iniciamos el trasplante con la eliminación de toda la tierra “original”. Usamos una karcher con el fin de dañar  lo menos posible las raíces. 

(Nota: Usamos una karcher por usar menos caudal de agua que una manguera y embarrar todo mucho menos. La karcher a usar tiene que ser la más pequeña del mercado. Las grandes tienen una presión y caudal mayor que daña las raíces)








Eliminamos totalmente la tierra  y nos encontramos con el primer problema con que ya contábamos. El nebari no sólo crece hacia un lado; además hay una raíz gruesa con mucho vigor que se cruza y que es imposible por ahora su eliminación total sin peligrar el estado de salud de la planta.










El crecimiento de las raíces, sobre todo por el lado izquierdo, imposibilitan plantar la pieza centrada en la maceta (sería lo lógico) y un plantado en un ángulo mejor,  dado que quedaría todo el nebari por encima del nivel de raíces.











La raíz gruesa se ha podado parcialmente (dentro de lo que permitía la planta sin morir) y se ha podado lo menos posible el resto con el fin de que el tiro se vaya canalizando hacia el resto de raíces


El podar poco el resto de raíces nos va a obligar a ser más exigente en los próximos trabajos de raíces. La existencia de esa raíz gruesa y con mucho vigor nos ha obligado para compensar ser mucho más conservadores en el resto de trabajo de raíces.





Como os podeis fijar, la pieza está plantada totalmente en una esquina de la maceta. Aunque no parezca mucho ya ha habido una fuerte reducción por ser menor el tamaño de la maceta

La mezcla en este caso ha sido akadama de grano grueso mezclada con greda al 50% aprox.

Hoy la greda ha sido eliminada de nuestros arboles y sustituida por pomice que aporta mejores cualidades de cultivo y un menor peso del conjunto que es de agradecer para nuestras espaldas.


Los alambres blancos sobre la maceta también son una técnica especial de cultivo y son de un tipo especial traído de Japón que aporta iones isotropicos que favorecen el desarrollo de las raíces  como las pulseras magnéticas para las personas.

 Es mentiraaa, en realidad es una chapuza , cosas que hacíamos antes, cuidar estos detalles han de ser tarea cotidiana. Reviviendo estas fotos es cuando verdaderamente nos damos cuenta del camino andado y de la evolución en los detalles en la forma de trabajar. Cada vez nos damos más cuenta de que el bonsái es una evolución en la que nosotros evolucionamos al mismo tiempo que nuestras piezas. Es nuestro empeño, paciencia, constancia y dedicación las que verdaderamente permiten esta evolución (no exentas de mucha cabezoneria, je je )








Se hace un primer diseño que, aunque no definitivo por el ángulo de plantado, si que nos permite que la pieza se vaya desarrollando según la planificación prevista.





Aprovechando la ocasión, se fuerza la caída de una de las ramas rompiendo más una fractura natural. Parece un trabajo muy drástico pero, haciéndolo correctamente no sufre ningún daño por no afectar a la vena viva del pino.

 Objetivo cumplido.











NUEVO OBJETIVO

Recuperar el vigor de la planta








ACCION: CULTIVO
Desde el trasplante nuestro trabajo vuelve a ser de cultivo. Tenemos que tratar  que el el vigor se recupere lo antes posible con el fin de poder actuar sobre esa raíz gruesa cuanto antes. Una apreciación  vigor y tamaño de hoja no están vinculados, el vigor las hace crecer ligeramente, endurecer y engordar mucho, si crecen mucho y son finas no es vigor, es mal cultivo. 









Durante este período se ha combinado diferentes  ciclos de fitosanitarios específicos para evitar que algún hongo, ácaro o insecto pueda debilitar la planta. El tratamiento preventivo es ya parte integral del cultivo dentro de un plan anual. 

En Galicia, por el clima que tenemos, es tan importante el plan anual fitosanitario como el plan anual de abonado. Cualquier plaga nos puede llevar al traste todo el trabajo de varios años.

Ademas aquí tenemos la fortuna de poseer un amplio ecosistema rico en fauna de la jodida, de la que te deja solo el palo en 05, así que un despiste y se pierden varios años de trabajo. 








El abonado ha sido una combinación de abono orgánico japonés como base con diferentes aplicaciones periódicas de abonos químicos, microelementos y bioestimulantes.


Estos tratamientos, unidos a un año con un clima excelente para pinos hizo que nos pudiéramos plantear al cabo del mismo el tratamiento de dicha raíz, así como algunos retoques en el modelado para ir avanzando algunos detalles.  









NUEVO OBJETIVO:
·       Eliminación de la raíz gruesa que se cruza
·       Reposicionamiento de la posición y ángulo de plantado
·       Recolocación del diseño













Entre tanto el mantenimiento habitual de brotes y agujas no se descuida para favorecer el desarrollo ordenado de las ramas. El que la pieza esté en fase de adquirir más vigor no significa que la tengamos abandonada en un rincón. Los trabajos cotidianos son constantes. Simplemente son diferentes. Si se abandona , en el caso del pino silvestre concretamente, las ramas terminan rápido por no servir para el diseño como bonsai y habrá que volver a comenzar. 








ACCIÓN: ELIMINACIÓN DE LA RAÍZ DE LA DISCORDIA








Y así llegó el momento de actuar sobre la raíz. Se decidió cortar en vez de ir poco a poco debilitándola  motivado en parte por algún problema de phitophthora que tuvimos en alguna pieza  debido a  la podredumbre de raíces que van muriendo al perder el tiro de savia. (Mucha humedad)









El resto de raíces apenas se tocaron (ya era bastante poda la que se hacía con esa raíz puntual) Se aprovechó para cambiar de maceta  por una algo abombada que nos iba a permitir un mayor volumen de tierra ayudando a un mayor desarrollo de raíces.









Se reposicionó la planta tanto en el centrado sobre la maceta como en el ángulo de plantado (aún no fuimos capaces de llegar al objetivo por no estar el nebari aún acondicionado a dicha posición)
Se re- alambró de nuevo para ir acercando el diseño al objetivo







parte de la raíz cortada para que os hagáis una mejor idea del grosor.






Otra vez el alambre ionico, pero esta vez no quedara a la vista, solo faltaba. 

























Poco a poco va quedando más centrada en la maceta, aunque no lo parezca, o puede que no lo esté, tiempo al tiempo.
De la maceta mejor no opinar, se admiten bromas. 



NUEVO OBJETIVO:
Recuperar el vigor de la planta













ACCIÓN: CULTIVO
Tardó 2 años en recuperar su vitalidad  (Es decir, 2 primaveras y 2 otoños) durante los cuales la principal preocupación ha sido el cultivo y que los nuevos crecimientos se fuesen posicionando próximos al diseño deseado, las podas son más precisas y se seleccionan los brotes con mejor criterio, o al menos el mejor que tenemos.  

Como en ocasiones anteriores, se han combinado diferentes  ciclos de fitosanitarios específicos para evitar que algún hongo, ácaro o insecto pueda debilitar la planta y, el abonado ha sido una combinación de abono orgánico japonés como base con diferentes aplicaciones periódicas de abonos químicos, microelementos y bioestimulantes.


















Y vuelta con el alambre y a colocar pero no buscando la precisión que se necesitara en el futuro en los brotes finales, ya que muchos de estos, la mayoría  no estarán para entonces, se trata de que las ramas maduren en su posición. 








Poco a poco se va marcando más la diferencia de altura entre los 2 troncos. Son muchos los puntos a mejorar pero poco a poco.










NUEVO OBJETIVO:
Revisión a  fondo de todo lo realizado
Re-Planificación a 5 años vista



ACCION: EN EL PROXIMO POST . . . . . . . . . . . . . . 













16 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada, con buenas explicaciones y fotos.
    Gracias por publicar contenidos tan didacticos como este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Carlos por tu comentario.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Fantástico pino y mejor explicado. Muchas gracias,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Keisha, un placer viniendo de ti.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Fantástico reportaje, muy bien explicado y dejando una lección bien clara: una correcta planificación es la base del éxito. Los trabajos realizados sin ella casi siempre terminan mal...o dan problemas que luego cuesta resolver. Esperamos la continuación con impaciencia. Aunque conozco el árbol en vivo tengo ganas de verlo en su estado actual.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Juan, y como todos hemos pasado por ello que menos que aprender de los errores y evitarlos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Tardó 2 años en recuperar su vitalidad (Es decir, 2 primaveras y 2 otoños), los veranos y los inviernos no evolucionó, emigró a zonas con mejor temperatura??

    je,je
    la meacet ame encanta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está el infiltrado, mira que te caneo y cuento lo de la macetarrrr....

      Eliminar
  5. Estupendo reportaje y muchas gracias por compartir las vivencias. Solo una pregunta, cuando eliminasteis con la karcher la tierra del monte, incorporasteis algun tipo de quimica a las raices para la recuperacion??? , todo esto viene por la creencia de no poder lavar las raices de pinos por las micorrizas y demas. un saludo y gracias de nuevo por reportaje y respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adolfo.
      Nuestra experiencia es que lavarlas no es problema y no añadimos ningún producto. Las micorrizas vuelven solas y rápido, si quieres acelerar el proceso puedes desmenuzar unas pocas de la tierra vieja en la mezcla nueva.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Gracias por el repor tan bien explicado y con tanto detalle. la conclisión, al margen del árbol, es tener una buena planificación y no menos buena dosis de paciencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel.
      Paciencia y sobre todo hacer lo que corresponde a cada momento, sin prisa pero sin miedo.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Bueno,bueno no se puede pedir más en un post dedicado al bonsái.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. La técnica con la practica siempre se podrá aprender, pero yo también pienso que la diferencia esta en el cultivo, y no se trata solo de un programa de abonado (muy importante), para cultivar bien, hay que saber entender a cada planta en cada momento y para eso tu tienes mano jodio ;)

    PD: A mi también me encanta la maceta ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CYD.
      El tiempo te da esa experiencia para saber que hacer en cada momento. Hay que cuidar que la premura te nuble el conocimiento, cosa que se da con frecuencia. Muchas veces el mayor error es actuar por impulsos.
      La maceta es una joya, que se lo digan a Alberto :)
      Un abrazo

      Eliminar